Estos productos tienen un funcionamiento muy simple:

líquido:

  1. Verter el producto
  2. dejar actuar
  3. Eliminar la etiqueta. (Producto reutilizable)

Para aerosol:

Pulverizar el lugar que desea eliminar la etiqueta.

Estos productos son para mantener lejos de fuentes de calor (con superficies calientes, chispas, llamas ...).